xavier-abad http://xavier-abad.lacoctelera.net es-es Fotografía pintura y dolor sombra the-shaker v0.1. More on http://www.the-shaker.com MITO Y ALEGORIA (II) http://xavier-abad.lacoctelera.net/post/2008/07/19/mito-y-alegoria-ii 2008-07-19T06:47:13+00:00 BELLEZA MISTERIOSA.- Júpiter entregó a Pandora una caja con la orden de no abrirla. Al desobedecerlo, liberó todos los males que desde entonces han plagado la tierra, y cuando la volvió a cerrar dejó dentro la esperanza. Su mirada no revela si entiende el significado de su acción, y parece no ver la columna de humo que sale de la caja y la rodea de forma inquietante. El modelo para esta obra fue Jane Morris, espósa de William Morris, el protegido del artista. Para Rosetti, que estaba profundamente enamorado de ella, la mujer poseía una belleza enigmática. Dante Gabriel Rossetti. Pandora, 1869.

Criaturas Degradantes. En la odisea, el poema épico de Homero, la hechicera Circe atrae a odiseo (Ulises) y a su tripulación a la isla de Aea y los convierte en cerdos. En una de sus acusaciones más corrosivas de la corrupción y la decadencia de la Alemania de entreguerra, George grosz utiliza esta historia para satirizar a las mujeres provocativas y a los hombres con pasiones animales como estereotipos de la época. Circe, retratada como una prostituta en un bar de Berlín, besa a un vividor con rasgos de cerdo. El hombre bestial se convierte en una especie de cerdo cuando una mujer de la vida se burla de él. George Grosz, Circe, 1925

Un exceso de amor propio. Dalí ilustra la historia del joven y hermoso Narciso, que se explica en las Metamorfosis de Ovidio, interesado únicamente en sí mismo. Narciso despreciaba las atenciones de todos los hombres y mujeres jóvenes. Para castigarlo, Némesis hizo que se enamorase de su propio reflejo. Incapaz de sapararse de su propia imagen, se desvaneció y se convirtió en la flor que lleva su nombre. Dalí muestra a Narciso solo sobre un plinto, a la derecha de la imagen, y de nuevo en primer plano, en el momento de transformación. La forma del joven se repite en la mano huesuda que sujeta un huevo del que sale un narciso. Salvador Dalí, la metamorfosis de Narciso, 1937.

Yuxtaposición surrealista. Aquí como en gran parte de su obra. Delvaux recurre a la mitología clásica en busca de temas. Sus desnudos, clásicos y esculturales, suelen ubicarse en un entorno ambiguo en el que se yuxtaponen edificios clásicos o medievales con trenes, vías de ferrocarril o cables de alta tensión. El ambiente onírico de esta obra, con su mezcla de arquitectura industrial, eclesiástica y civil, queda enmarcado por una cortina que ofrece un ambiente teatral a la interpretación moderna de un mito conocido. Paul Delvaux, Leda, 1948.

Ecos del pecado original. Esta imagen, donde aparece una doncella con una serpiente eróticamente enrollada alrededor de su cuerpo, alude a la relación de Lilith con Adán, cuya caída en pecado fue provocada por Eva. lejos de representar una amenaza para Lilith, la serpiente está bajo el control de la muchacha, como indica su expresión. El artista se inspiró en la descripción de Lilith del poema de Keats titulado " Lamia", en la que la serpiente adopta la forma de de una hermosa mujer, una "serpiente palpitante (...) de tonos deslumbrantes, con toques en bermellón, dorados, verde y azul". John Collier, Lilith, 1887.

]]>
http://xavier-abad.lacoctelera.net/post/2008/07/19/mito-y-alegoria-ii#comentarios
MITO Y ALEGORIA (I) http://xavier-abad.lacoctelera.net/post/2008/07/18/mito-y-alegoria-i 2008-07-18T06:23:16+00:00 +++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
"La fábula es patrimonio del arte, una fuente inagotable de ideas ingeniosas, imágenes alegres, temas interesantes, alegorías y símbolos(....) en el mito todo está vivo, todo respira con el aliento de un mundo encantado, un mundo en el que los símbolos adoptan forma humana, donde la materia cobra vida"

Chevalier de Jaucourt, Encyclopédie, 1751-1765.

La primavera, es una de las primeras obras, desde la antiguedad que retrata a deidades clásicas a gran escala, podría haberse inspirado en el calendario poético de Ovidio y describre los ciclos del año. El conctacto con Céfiro, el viento del oeste, hace que la ninfa Cloris se transforme en Flora, sínbolo de la primavera, representada por Botticelli como una mujer adornada con guirnaldas. Venus y Cupido en el centro, junto con las Tres Gracias y Mercurio a la izquierda, están representados como en los textos clásicos. Sandro Boticelli, La primavera,1481.

Galatea, una ninfa del mar, cabalga en su concha entre una serie de figuras mitológicas. Incluso los delfines enjaezados, entre centauros y tritones, parecen míticos. Este fresco proporcionaba un fondo a las fiestas que se celebraban en la villa de Agostino Chigi, un rico banquero romano. Una comparación con el Nacimiento de Venus de Botticelli, ligeramente anterior, es una muestra de cómo el delicado y "dulce" estilo de pintura del Renacimiento temprano fue sustituido por una mayor contundencia y exuberancia. Rafael, Galatea, 1506.

Representación del movimiento. Atalanta, una hermosa y atlética virgen, era reacia a casarse y exigió que sus pretendientes participasen con ella en una carrera cuyo castigo, si perdían, era la muerte. Hipómenes, animado por su belleza, decidió competir. Imploró la ayuda de Venus, que le dio tres manzanas de oro para que las lanzase al suelo durante la carrera a fin de distraer a Atalanta y así poder ganar. Aquí el pintor italiano Reni, describe los movimientos de los dos competidores de forma casi coreográfica. Guido Reni, Atalanta e Hipómenes, 1612.

Fantasía rococó. El artista francés Boucher pintó esta obra erótica como un divertimento. Venus se reclina sobre su carro de media concha, dominando sobre el resto de las figuras, cuyos cabellos decorados con perlas y algas, hacen referencia al mar del que proviene la diosa. Un tritón levanta a una ninfa marina, que regala a Venus un collar de perlas sobre una concha. Los juegos se prolongan en el cielo, donde unos cupidos revolotean y una tela sedosa vuela por la brisa marina. Francois Boucher. El triunfo de Venus. 1740.

Un guerrero legendario. Procedente de una fusión entre el mito celta y la literatura medieval, la misteriosa isla de Avalón es el lugar donde terminó sus días el rey Arturo. Según la leyenda, su espada se quedó en Avalón y el rey fue trasladado allí después de su última batalla para que unas hechiceras le curasen sus heridas. El pintor británico Burne-Jones evoca la Edad Media como una edad de oro perdida en esta imagen onírica de Arturo rodeado de mujeres que le cuidan bajo un dosel ricamente decorado con las hazañas del rey y sus valientes caballeros de la mesa redonda. Edward Burne-Jones, El Rey Arturo en Avalón, 1881-1898.

Un rapto mítico. Europa, hermana de Cadmo, llamó la atención de Júpiter, que se transformó en un toro blanco y la raptó. este acto conllevó el nacimiento de tres hijos. Muchos pintores retrataron el rapto, por lo general haciendo de la fuerza bruta del toro una metáfora de la violación. En esta obra deliberadamente "primitivista" del ruso Serov observamos a Europa a lomos del animal. Se trata de una interpretación que se centra menos en el aspecto brutal del rapto y más en la naturaleza exótica y mágica del mito. Valentín Alexandrovich Serov, el rap´to de Europa, 1910.

]]>
http://xavier-abad.lacoctelera.net/post/2008/07/18/mito-y-alegoria-i#comentarios